Foro Generacional - Perú

martes, octubre 02, 2007

El factor Fujimori y la censura

El próximo juicio al Ex Presidente Alberto Fujimori copa casi la totalidad de la agenda política y mediática en estos días, ya que sin duda alguna es un tema de gran importancia pues no es usual que un ex -mandatario afronte procesos por corrupción y violación de derechos humanos –sino recordemos los casos de Collor de Melho o Salinas de Gortari-.
Lo que se ha puesto a prueba es la evidente convivencia –aunque negada- entre el APRA y el clan Fujimori, para ser más precisos, alianza que les ha permitido cierta estabilidad en los cómputos congresales.Como suele suceder a toda ruptura le sigue el reacomodo.
Los trece fujimoristas en el Congreso no constituyen propiamente una bancada con un discurso programático sino un grupo que no va a desaprovechar la oportunidad para negociar sus votos a favor de su bandera central: victimizar a su fundador preso en la DIROES y presionar por las mejores condiciones carcelarias. ¡¡Al Chino nadie lo toca¡¡, vitorean y amenazan con agitar las calles. Por lo pronto, Absalón Vásquez viene recobrando protagonismo por sus habilidades para la movilización en desmedro de Carlos Raffo.
Algo que empieza a hacerse evidente es que el supuesto enorme respaldo popular a Fujimori estaba sobredimensionado. ¿Alguien ha visto grande masas populares movilizadas por defender al extraditado? El hecho que tenga simpatías en diferentes sectores empresariales y sociales por logros reales o auto atribuidos, no significan un respaldo sólido ni mucho menos que vayan a expresarse masivamente en las calles ni que aprueben actos de violencia como el ataque al monumento “El ojo que llora”.
.
Alva Castro: un termómetro político
.
Los oficialistas, que la han tenido bastante fácil al no existir una oposición articulada y con iniciativa política, afrontan su mayor desafío: recomponer sus alianzas políticas. La censura a Alva Castro es el termómetro para medir la temperatura. Se trata de un personaje clave en el aprismo: en la encuesta del poder aparece entre los 20 primeros desde que se inició en 1981. Lo que está en juego no es solo la caída de un ministro, sino el adelanto de la confrontación electoral en los predios legislativos.
Todo va a depender de la manera cómo el oficialismo hilvane la fragmentada y dispersa correlación de fuerzas, sino quieren terminar como Toledo que quedó de rehén de una fuerza pequeña como el FIM de Olivera.
Por lo pronto un socio potencial son los de UPP, facción escindida del humalismo, con fisuras en su interior y sin mayores posibilidades en el horizonte electoral del 2011. Si bien inicialmente aparecían como los principales propulsores de la censura a Alva, algunos de los firmantes de la moción ya retiraron sus firmas y es probable que sus próximos pasos sean para instalarse cómodamente en el asiento que deje la bancada fujimorista dentro de la coalición mayoritaria en el Congreso. Tienen mucho por ganar y poco por perder.
El otro socio probable es UN considerando que en términos programáticos casi no existen diferencias sustanciales. Si bien no se trata de un bloque monolítico sumado al errático accionar de su lideresa, si han mostrado cierto liderazgo y autonomía y considerando sus expectativas presidenciales es improbable una alianza más estable. Emplazar al gobierno a tomar acciones para así no censurar a su ministro Alva Castro le ha devuelto una iniciativa política ausente últimamente.
La próxima semana sobrevendrán las primeras redefiniciones en nuestro tablero político nacional. Sin embargo, no creemos que el ministro Alva sea censurado.
Además de la experimentada capacidad de manejo del Poder Legislativo por parte del APRA, no hay que olvidar que hace bastante tiempo el Congreso es una federación de apetitos personales dispuestos a hacer canjes con el gobierno de turno, cuyo ejemplo más reciente ha sido la frustrada investigación al ministro Garrido Lecca por el caso de publicidad contratada en los diarios fujimoristas.
Por lo pronto, es saludable que el gobierno haya retomado la iniciativa política basado en los auspiciosos indicadores económicos, anunciando inversiones mineras por 3 mil millones dólares, dialogando en Majaz y recibiendo espaldarazos como el del propio presidente George Bush quien en su mensaje en la Asamblea General de las Naciones Unidas ha solicitado al Capitolio la aprobación del TLC con Perú, Colombia y Panamá, a los que hoy considera sus tres mejores amigos en la Región.
Esta será una semana decisiva. Corren las apuestas …
Seguir leyendo

1 Comentarios:

  • Indudablemente el poder que ostentaba Fujimori ha disminuido notablemente desde su llegada al país. Y la nueva estratégia de Fujimori, en el plano político, será "negociar" al mejor postor, sus 11 votos patriarcales en el Congreso. Como bien se concluye en este artículo, la censura será un termómetro, aún cuando la cabeza de Alva Castro ya haya sido arrojada a los leones. Indudablemente para el APRA no será nada conveniente una censura. Preferirán que Alva Castro se retire por la puerta grande. Una renuncia bastará. Pero para evitar censuras, tendrán que dar el "justo pago" a los "servicios prestados" del feudo fujimorista.
    Veremos cómo termina esta historia de amor que bien podría ser descrita por Corin Tellado.

    Por Anonymous Dimitri Senmache, A la/s 1:32 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<< Página Principal